Fisioterapeuta: Paco Mateos

Ignacio Castro

5 meses muy duros. De traumatólogos, fisioterapeutas, radiografías, resonancias y ecografías de todos los colores. Diagnósticos que han ido desde una Hernia discal L5-S1, a una ciática, pasando por el Síndrome del Piramidal y un largo etcétera.

Claudia Maqueda

Tras llevar arrastrando molestias y sentir que mi tobillo y mi tendón de Aquiles seguían débiles desde hace años y no me dejaban disfrutar del baloncesto o realizar una sentadilla sin estar preocupada del tendón o doblarme el tobillo; decidí que tenía que hacer algo.

Juan Hinojo

Su paciente era Juan, casi 40 años, en los últimos años había dejado de fumar y había ido entrando poco a poco en el deporte, hasta llegar a participar en carreras por montaña de casi 30 km y gran desnivel.

David Gil

En el momento en el que decido ponerme en contacto con Paco yo padecía una supuesta fascitis plantar bilateral desde hacía como unos cuatro años y estaba utilizando plantillas y aun así tenía dolor.

José Romero

Mi historia era un problema (dolor) en la parte superior del talón, problema que no sabía por el que era causado, pero que llevaba muchos años atrás con él y ha venido de menos a más siendo ya insoportable.

Marta Tapia

Te escribo para dar por finalizada la recuperación, lo dejamos un poco parado porque tuve que anular la última cita y la verdad es que no he vuelto a tener dolor

Inmaculada Gonzalez

Paco me ha ayudado mucho en mi rehabilitación del hombro doloroso que llevaba un año de evolución sin mejoría con otras técnicas de fisioterapia.

Junkal Martinez

Llegué a Paco en el mes de Marzo por un dolor de rodillas que llevaba un par de años molestándome y por una metatarsalgia de unos meses para la que la única solución que me habían dado eran unas plantillas

Ana Plaza Dueñas

Desde antes del confinamiento me encontraba muy mal por mi lesión de espalda (doble escoliosis) con un dolor crónico de muchos años atrás.

John Baryisnikov

Llevaba bastantes años con dolor en el hombro que me impedía progresar adecuadamente en el gimnasio. En todos los ejercicios de empujes al final era el hombro quien me decía cuando parar